Shiny Stockings

El día en que tenían que grabar esta canción estaban todos de mal humor, cansados, con hambre y con ganas de ir a reposar después de un largo viaje a Philadelphia. Al ver que estaba sonando fatal, Foster hizo como que tiraba la toalla, y dijo “bah, todo el esfuerzo que he puesto en esta canción no ha servido para nada, está sonando horrible… Seguro que Basie no la va a tocar nunca”. Count Basie no se rindió y siguió tocando, hasta que sonó así de bien como la escuchamos hoy día.

Esta es la canción preferida de Frankie Manning, fue escrita por Frank Foster, saxofonista y director musical de la Count Basie Orchestra, quien componía la gran mayoría de las canciones que tocaban. Con Shiny Stockings se lució como con ninguna, permitiendo que Ella Fitzgerald, Count Basie y, en definitiva, todos los músicos de la banda pudieran poner su grano de arena musical y meterse los unos con los otros durante toda la canción.

Nos encanta esta canción, tiene todo lo que un tema de swing necesita para enamorar. Va construyéndose, empieza suave y termina de manera explosiva, da un espacio enorme para que salgan solos ideales sin por ello descuidar el ritmo y naturaleza de la canción, y tiene un tempo perfecto (120bpm) para jugar y probar cosas nuevas.

Leave a Reply