Xesc Bujosa

Francesc siempre ha sido un apasionado de las artes escénicas, de la música y del deporte. Cuando descubrió el Lindy Hop, sintió como si esa sensación la hubiera llevado siempre dentro y decidió formarse también con otras disciplinas como el ballet clásico, el contemporáneo y el claqué. Desde entonces no ha parado de bailar y de formarse sobre el movimiento y la expresión del cuerpo. Ahora ya no imagina la vida sin danza, y le encanta poder transmitir a todo el mundo con la misma forma que la vive.