Mirian Serrano

Mirian lleva el ritmo dentro, es divertida y enérgica. Empezó a bailar y a formar parte de esta comunidad en 2015 movida por la curiosidad. Amante de la música y sobre todo del Jazz no dudó en probar a bailar Swing.

Poco después de pisar las primeras pistas, ya estaba enganchada. Empezó recibiendo clases de Lindy Hop, pero enseguida decidió que también quería bailar sola y se inició en los Jazz Steps. Desde entonces no ha dejado de formarse en ambas disciplinas siendo fiel a sus clases regulares y asistiendo a diferentes festivales de ambas modalidades.

Para ella lo más importante es escuchar la música, entenderla y divertirse bailando, teniendo la libertad de probar cosas nuevas y disfrutar haciéndolo.

“Lo mejor de bailar swing es que, un día, casi sin darte cuenta estás bailando con soltura, te estás divirtiendo y ya no lo puedes dejar”